miércoles, 29 de junio de 2016

Y al fin llegó Sofía.

Hola de nuevo a todos!!

Hola, a voz en grito, con la mejor de nuestras sonrisas y con el corazón a mil por hora. Hace mucho, mucho tiempo que no pasábamos por aquí, pero como muchos sabéis no podemos tener mejor excusa: Sofía ha llegado a nuestras vidas.

Sin duda alguna, este es el post más especial, personal y cargado de emociones que escribo. Las palabras se teclean solas, las lagrimas brotan casi a la vez también. Desde hace unos meses el ritmo del blog había bajado, ya no escribía las tres actualizaciones semanales habituales, si llegaba a escribir una semanal, ya me veía contenta. Es verdad que entre manos tenía y sigo teniendo un proyecto, pero sin duda alguna, la razón era la espera de nuestro tesoro.

Ha sido un buen embarazo desde el punto de vista médico. Pero ha sido un embarazo cargado de emociones a flor de piel para nosotros, después de lo que nos pasó el año pasado. Miedos y emociones se han ido sucediendo día tras día. Pero cada semana que pasaba era un triunfo, cada revisión un pasito más. Las semanas iban pasando y la tripa creciendo. Notar sus primeras pataditas, oír su corazón en las ecografías... Creo que he llorado en cada una de las revisiones.

Tardamos en contarlo, hemos vivido cada momento un poco para nosotros solos, eso nos ha ayudado. Nos ha ayudado a esperar la espera.

Pero por fin llegó el 11 de Mayo, una fecha que no vamos olvidar en el resto de nuestras vidas. Sofía llegó a nuestro mundo, convirtiéndonos de la noche a la mañana en una familia. En una familia con mayúsculas.


Tenía prisa por conocernos y por conocer el mundo, llevaba "llamando a la puerta" desde hacía alguna semana, y no quiso esperar al día en que la esperábamos. Y no nos pudimos alegrar más de recibirla un poquito antes.

No se si podéis imaginar las ganas que teníamos de poderla abrazar al fin, de sentirla... No tengo palabras para describir ese sentimiento y esa emoción.


Ha pasado ya, mes y medio desde que está con nosotros. Hemos vivido muchas primeras veces, primer baño, primer paseo, primer viaje, primera salida de día en familia. Primeros lloros, porque también los hay.


Primeras aproximaciones con la "hermana peluda". Nuestra pequeña Indy, ya va tomando conciencia de Sofía, cada vez se acerca más, duerme bajo su cunita, y me busca si la oye llorar.


Este verano, va a ser un verano muy diferente, cargado de muchísimas más de primeras veces. Estoy deseosa de vivir y exprimir cada momento al máximo. Cada día, es un reto nuevo, un descubrimiento nuevo.

Y si, soy de esas madres que se les cae la baba cuando echa esas medias sonrisillas, cuando parece que empieza a mirarnos, que celebra que ha echado el aire después de comer, o que celebra cuando se encuentra cacas en el pañal. Soy de esas madres, que se ríe cuando la peque decide hacerse pis en mitad del cambio, o cuando sale de casa con una mancha de leche en la ropa y los pelos cual "bruja piruja". Soy de esas madres, que en mitad de la noche con un ojo medio cerrado por sueño, y dando el pecho, sonríe al notar la respiración de la peque junto a su pecho. Creo que a esto le llaman "amor incondicional", y creo que es el amor más bonito del mundo.

Tenía muchas ganas de contaros todo esto, y seguro que se me han quedado otras mil cosas en el tintero. He tardado un poquito más de lo que pensaba, pero es que ahora no soy yo quien pone los ritmos ni los horarios.

Este verano cerramos el blog, nos dedicamos a vivir esas primeras veces con nuestra peque. Pero en Septiembre volvemos, y volveremos con una gran sorpresa. Espero que nos esperéis. Mientras tanto, intentaremos asomarnos todo lo posible por nuestras redes sociales, y poder contaros nuestras aventuras.



Feliz verano!! Nos vemos a la vuelta!!

2 comentarios:

La chica del Quinto dijo...

Me he quedado sin palabras, amiga. A mi también se me han saltado las lágrimas de la emoción al leerte. Qué ganas tenía de verte por aquí de vuelta y qué ganas, también, de leer estas palabras. Con el tiempo, Sofía podrá leerlas y emocionarse con las palabras que le dedicó su mami pocos días después de nacer. Será el mejor regalo que podéis hacerle.
Un beso enorme y enhorabuena una vez más.

La Cesta de mi Bici dijo...

Que emoción tus palabras Bea!! No había pensado que en un futuro Sofia podrá leer esto, y no me puede gustar más la idea. Mil gracias por pasarte y estar al otro lado siempre. Este verano a ver si ponemos remedio a ese café moka que tenemos pendiente y así hacemos las presentaciones con Sofia. Un besazo enorme.