martes, 12 de enero de 2016

Hola Enero.

Hola de nuevo a todos!!

Lo primero de todo, felicitaros el nuevo año. Espero que lo hayáis comenzado de la mejor manera posible. Nosotros, después de unas buenas vacaciones retomamos poco a poco la rutina, y volvemos asomarnos al blog.

Hemos pasado unas Navidades increíbles en nuestra tierra. Disfrutando al máximo de nuestra familia y amigos, haciendo muchísimas cosas, y otras muchas que se han quedado en el tintero para próximas escapadas. Reconozco que este parón me ha venido genial, para descansar, coger aire y retomar la rutina con una gran sonrisa y muchas ganas de ver que nos depara este nuevo año.

Así que para no perder las buenas costumbres, aunque sea con algún día de retraso, no quería pasar la oportunidad de saludar al nuevo mes que estrenamos: ¡Hola Enero!


Hola Enero, ya sabes que has empezado cargado de cenas, comilonas, y ratos geniales. No me queda otra, que darte las gracias por todo ello y por los buenos momentos vividos.

Quizás por todo ello, este mes no te pido grandes cosas. Entre mis planes están cosas sencillas, "momentos slow", que parece que es tendencia el nombre. Retomar queridas rutinas, como la de perderme en un buen libro, pasar unas horas enganchada al sofá, a mi libro, y la manta... Por cierto, ¿alguna recomendación?


Quiero algún fin de semana, madrugar para remolonear en la cama, estirarme y estirarme, sacar un brazo y volver a enrollarme en el edredón, No mirar el reloj, dejar pasar las horas, mientras nos perdemos en viejas historias, y otras nuevas y planes que estén por llegar...


Disfrutar de eternos desayunos de dos, saboreando cada sorbo, cada bocadito dulce o salado, según nos de el día. Desayunos que no se saben si son el vermú y que se juntan con la comida, pero que siempre están llenos de risas...


Enero, tengo ganas de frío, de ese que casi hiela el aliento. De enfundarme debajo de mi gorro preferido y mi maxibufanda, sentir un escalofrío al salir a la calle. Volver a casa y apretujarme contra el radiador. Frío de los de antes, que se empieza a decir ya...


No se porque, pero contigo Enero, quiero disfrutar de la naturaleza, de largos paseos, de desconectar del ruido y de la ciudad...


Quizás sea demasiado pedir, pero Enero, tengo muchas ganas de pasear bajo la nieve... ¿Será posible? Sino lo dejamos para tu siguiente hermano...


Enero, estoy segura que juntos vamos a pasar un buen mes y buenos momentos. Vamos a disfrutar de las pequeñas cosas, porque en ellas están las cosas buenas de la vida.

Y vosotros, ¿qué le pedís al nuevo mes?

Espero que os haya gustado!! Hasta el próximo post!!

3 comentarios:

Elena Calderon Revilla dijo...

Al contrario que a ti,yo doy antinieve,en otra vida me paso algo terrible en la nieve,me deja paralizada,tengo suerte que mi ciudad es raro que nieve,pero me gusta el frio y llevar gorrito,bufanda y abrigo.
Que se cumplan todos los buenos deseos en este año para todos
Un beso

Elena Calderon Revilla dijo...

Al contrario que a ti,yo doy antinieve,en otra vida me paso algo terrible en la nieve,me deja paralizada,tengo suerte que mi ciudad es raro que nieve,pero me gusta el frio y llevar gorrito,bufanda y abrigo.
Que se cumplan todos los buenos deseos en este año para todos
Un beso

La Cesta de mi Bici dijo...

Parece que con la nieve pasa que o te encanta o no te gusta nada. Así que a disfrutar del frio Elena. Muchísimas gracias por pasarte y tu comentario. Un beso.