miércoles, 24 de septiembre de 2014

Jugando con pomos.

 

Hola de nuevo a todos!!!

Confieso, una vez más, que soy una ´fan incondicional de la decoración. Devoro blogs, webs y revistas sobre el tema. Me puedo pasar horas buscando inspiración en Pinterest, o leyendo y releyendo catálogos (algunos me los termino sabiendo de memoria). Por la calle se me van los ojos a escaparates de tiendas de decoración. Y si entro en una tienda me puedo pasar horas enteras…

Cuando veo un objeto que me gusta, no dejo de darle vueltas dónde lo podría poner, con que lo acompañaría. Me encanta imaginar como dejaría tal o cual estancia de nuestro hogar. Mi cabeza y mi agenda, están llenas de ideas para un proyecto personal, que espero que poco a poco, pueda ir viendo la luz.

No se si es, porque el otoño ya está aquí, y con el cambio de temporada cada día veo nuevas cosas o ideas que me vuelven loca, o porque simplemente estoy con la cabeza a mil, pero reconozco que llevo unas semanas, con el modo “decoración on”, encendido con letrero luminoso y todo.

Así que, esta semana he hecho un pequeño cambio de decoración en nuestra casa, que quiero compartir con vosotros. Es algo súper sencillo y que seguro que más de uno ya lo habréis hecho. Se trata de cambiar los pomos de un mueble. De ahí el título del post de hoy: Jugando con pomos.

Que Ikea es una de mis tiendas de referencia, creo que no es ningún secreto. Ya sabéis que me encanta, por la calidad-precio de sus productos, y porque te permite tunear sus muebles, pudiéndoles dar nuestro propio toque. Así que uno de los protagonistas de hoy, es nuestro mueble zapatero de Ikea

P9244697 (2)

Y aquí están los otros protagonistas: estos pomos, que me encantaron nada más verlos en una de mis visitas a butlers.

P9244692 (2)

La operación es muy sencilla. Con ayuda de un destornillador, quitar el pomo original, y colocar el nuevo. Éstos que he utilizado yo, no necesitan utilizar herramienta, se colocan con una pequeña arandela y una tuerca.

P9244700 (2) P9244701 (2)

P9244703 (2) P9244704 (2)

Con este pequeño cambio, el mueble ya tiene otro aspecto y lo hemos podido hacer un poquito más nuestro.

P9244733 (2)

Y vosotros, ¿os animáis hacer estos pequeños cambios?

Espero que os haya gustado, o que os haya podido servir de inspiración. Hasta el próximo post!!!

2 comentarios:

SARA dijo...

Q bonito te ha quedado!!! A mi tb me gusta mucho el do it yourself pero no soy tan manitas como tu q eres muy bricomania!!jeje a ver si te conoZco algun dia en persona!!
Sara

La Cesta de mi Bici dijo...

Muchas gracias Sara!!! Que ilusión que te guste! Todo es ponerse, ya verás, y este diy es muy facilito por si te animas! Un beso!